1-Identifica cuáles son tus necesidades

Cada hogar y familia tienen diferentes modos de vida, dinámicas del quehacer diario, estructura del hogar y un sinfín de especificidades que los vuelve únicos; la cerradura de sus puertas no es la excepción a la regla.

Es por ello que debes saber qué es lo que mejor se adapta a tus necesidades. Determina qué nivel de seguridad deseas para tu hogar o negocio y trabaja conforme a ello, así como también con la forma en que lucirá sobre tu puerta.

2-Busca la mejor calidad

Si estamos hablando de protección y seguridad no debes reparar en gastos. Considera la compra de tu cerradura como una inversión a largo plazo, pues si eliges la correcta no tendrás que reemplazarla en mucho tiempo.

3-Indaga en el mercado

Existe una gran cantidad de cerraduras para escoger, si tú no sabes exactamente cuál es la que debes colocar en tu hogar has llegado al lugar indicado. Además, indagar en el mercado te permitirá saber cuáles son los precios que se manejanen la actualidad por cada modelo.

4-Compara las características de las cerraduras

Al ser tan amplia la variedad encontrarás que no todas te ofrecen las mismas características. Teniendo en claro lo que necesitas es más fácil el proceso de comparación, pues filtrarás según tus intereses.

5-Busca la seguridad

Lo esencial siempre será la seguridad, así que realiza todos estos pasos teniendo en mente que nunca está demás invertir un poco más para lograr un ambiente más seguro para ti y los tuyos.

¿Qué tipos de cerraduras hay?

En la actualidad el mercado se ha sabido adaptar al nuevo ritmo de vida de las personas, que constantemente exigen cambios y mejoras conforme avanza el tiempo, y ha sabido generar mayor cantidad de oferta para abastecer tal demanda.

Es por ello que seguramente encontrarás en tu localidad una gran cantidad de cerraduras distintas y es muy probable que en este punto te estés preguntando en qué consisten cada una de ellas para saber cuál se ajusta mejor a ti. Nosotros lo explicamos para ti.

Cerraduras de gorjas

Son aquellas que se componen de una caja metálica de tamaño moderado que protege el sistema de giro de llave que la hace funcionar. Podemos identificar este tipo de cerraduras ya que sus llaves son muy conocidas, aquellas que se componen de un tubo largo con dientes al final.

Hoy en día este tipo de cerraduras generan polémica pues se ha sabido que son las más fáciles de vulnerar y obtener acceso a ellas.

Cerraduras de empotrar o embutir

Son las más comunes en el mercado y también en los hogares de todas nuestras localidades. Son aquellas cuyo sistema de seguridad se encuentra incluido de forma integral a la estructura misma de la puerta y solo deja sobresalir los pestillos de seguridad.

Sus llaves son de formato pequeño y también se consideran un objeto de dominio público. Estas cerraduras pueden ser instaladas en puertas de cualquier tipo de material, ya sea metal o madera, y cuentan ofrecen una seguridad medio alta.

Cerraduras multipunto

Tienden a ser visualmente similares a las de empotrar o embutir, pero cuentan con la diferencia de que poseen de tres a cinco puntos extras de anclaje que te garantizan el doble de seguridad para tu hogar o negocio, siendo estos activados con la misma llave de forma sencilla.

Suelen ser colocadas en puertas blindadas o acorazadas porque se entiende que su fin es brindar más protección que una cerradura normal, pero también pueden ser incluidas en puertas de metal o de madera.

Cerraduras de alta seguridad

Se trata de cerraduras que además de tener más de tres pestillos extras de seguridad cuentan con sistemas que son capaces de combatir ataques que intenten vulnerar la seguridad de nuestro hogar o negocio, tales como el taladro, la ganzúa o el bumping.

A la hora de buscar podrás toparte con dos opciones: las empotradas y las sobrepuestas. Las empotradas, tal y como su nombre lo indica, se integran a la puerta funcionando de forma discreta y más natural, mientras que las sobrepuestas son cajetines fácilmente reconocibles.

Cerraduras electrónicas

Son lo más nuevo que encontrarás en el mercado en cuanto a cerraduras. Se tratan de modelos en los que la llave se convierte en un objeto del pasado, que ya no podrás perder ni te causará inconvenientes. Son las más seguras. 
Este tipo de aparatos protege tu hogar mediante el uso de sistemas de activación mediante código PIN (número en el tablero), a través de la utilización de tarjetas con chips, huellas dactilares, otras medidas biométricas o inclusive el uso de nuestro Smartphone.

Si existe tu cerradura perfecta

A la hora de proteger nuestro hogar nunca es demasiada información, pues queremos estar seguros de que aquello que coloquemos sea una herramienta eficaz y que nos deje dormir a gusto. Si deseas más información referente al tema cuenta con nuestro servicio.